Alt

Hay diferentes métodos y medicamentos para tratar a los pacientes según el tipo de diabetes que tenga, pero el objetivo principal es siempre el mismo: Controlar el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre y meterlo dentro de los límites normales. Así, se sentirá más saludable y con más energía, a la vez que se reduce el riesgo de sufrir problemas más serios de salud.

¿Cómo se mide la glucosa?

El primer paso en el control de la diabetes es hacerse un análisis de sangre regularmente, para asegurarse de que los niveles de azúcar están dentro de los límites normales. El azúcar en la sangre se determina midiendo la cantidad de miligramos de glucosa por decilitro de sangre (mg/dl). Para el mayoría de las personas con diabetes, se considera que un rengo saludable de azúcar en la sangre está entre 80 a 120 mg/dl antes de las comidas y entre 100 a 140 mg/dl al acostarse.

Medición de glucosa en el hogar

Existen en el mercado dispositivos para automonitoreo glucémico que le permite medir su nivel de azúcar, con una sola gota de sangre extraída del dedo. Esta medición debe convertirse en una rutina diaria en su vida. Pero no se desanime si el nivel de azúcar no está siempre en el nivel saludable. El cuerpo necesita un tiempo para ajustar a los cambios. Siga esforzándose para alcanzar su bienestar.

¿Existe otra medición?

Un análisis especial llamado hemoglobina glicosilada (o hemoglobina HbA1c) es un elemento clave para saber si su azúcar en la sangre está bajo control, a largo plazo. Este examen proporciona una información instantánea y general de cómo ha sido el control del azúcar en los últimos tres meses. Se realiza en un centro de salud y es recomendable hacérselo al menos dos veces al año.

HbA1c menor a 6.5 %                 (Recomendación de la Anerican Diabetes Association)

¿Cuál es el tratamiento?

La insulina inyectable y los medicamentos por vía oral son dos armas poderosas para el control de la diabetes.

Los pacientes con diabetes tipo 1 deben inyectarse insulina diariamente. En muchos casos de pacientes con diabetes tipo 2, además de la dieta alimenticia y los ejercicios, el médico también puede recetar insulina, medicamentos o ambos.

Los medicamentos recetados para la diabetes tipo 2 ayudan a que la insulina del cuerpo trabaje mejor o retardan la descomposición de los azúcares y almidones de los alimentos.

Ocasionalmente, la insulina adicional ayuda a bajar el nivel de azúcar a sus niveles normales cuando se ha elevado en exceso

Tenga en cuenta: La diabetes es una enfermedad crónica que avanza con el tiempo. A medida que trascurre su vida, la diabetes irá cambiando. Pero ese cambio no quiere decir que Ud. Haya hecho algo mal o que su enfermedad esté empeorando. Simplemente significa que su médico está ofreciéndole la manera más efectiva y necesaria para mantener controlada el azúcar en sangre.  

¿Qué hacer en caso de emergencia?

Ud. Puede sentirse repentinamente mal porque su nivel de azúcar está demasiado bajo (hipoglicemia) o porque está demasiado alto (hiperglicemia). Sepa diferenciar los síntomas, para tomar las mediadas necesarias en cada caso.